22 junio 2007

El día que se hizo de noche

El día que se hizo de noche fue el último día.
El día que se hizo de noche todo terminó.
Ese día todo cambió, algo se murió y muchas cosas volvieron a empezar.
La idea original no era que eso pasara, pero si la idea original hubiera resultado todo habría terminado ahí.
El día que se hizo de noche tardo en llegar,
digamos que se fue oscureciendo de a poco.
Las nubes fueron llegando sin que al principio me diera cuenta;
después el cielo empezó a oscurecerse.
Y cuando quise volver a ver el sol, ya no estaba. Ni el sol, ni mis ojos.
Ese fue el día que se hizo de noche.

Cómo paso? no lo se.
Solamente puedo confesar que aún hoy me late fuerte el corazón al escribir sobre esto.
Es que ese día se hizo de noche y la noche fue demasiado oscura.
Ese día el corazón estaba cansado, la mente estaba turbada y el cuerpo, había dejado de luchar hacía ya bastante. Ese día sólo había noche, y aparentaba ser la última.

Pero hay que tener fuerzas para sostener la noche; hay que saber cómo y hay que tener valor.
La noche se presentó de apoco, como un encierro.
De repente el aire faltaba desde hacía mucho y esa noche ya no podía respirar más; ya no quería, ya no tenia por qué.
Ese día se hizo de noche y las últimas fuerzas apuntaban al final.
Las fuerzas fueron pocas, o fueron muchas depende la parte de la historia que veamos.
Ese día la noche se hizo fría, se hizo encierro, se hizo llanto.

El día que se hizo de noche no pude sostener la noche.
Quise. Ese día quise de verdad.
Apreté con fuerza….. Intenté…… volví a intentar.
Pero la espesura de la noche era demasiada para mi mano derecha, y mi mano izquierda no paraba de temblar (como ahora)

El día que se hizo de noche fue el último día.
Al día siguiente, volví a vivir.

18 comentarios:

Agustín dijo...

Claro, anoche fue la noche más larga :)

Nala dijo...

Ay nena, pero qué te pasó?
Me mata la intriga, pero no suena bien... y me despistás de lo lindo con el misterio.

beso enorme y espero q estés bien (seh, ahora me preocupé, como que no?!)

La vidu dijo...

es una premonición por lo que va a suceder el domingo en la ciudad de Buenos Aires????....

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

Agustín: Por suerte fue mucho antes de anoche.

Nala: Ud siempre entiende! Tranquila que ya pasó, y pasó hace tanto que ahora hasta puedo hablar de eso.
Gracias! y muchos besos

Vidu: No, no era por eso. De todos modos espero que el domingo no suceda lo de la vez pasada, sino "va a estar horrible buenos aires".
besos

YAYA dijo...

A veces cuesta, pero suele no quedar otra que habituarse a la oscuridad (al rato, le garanto, la mirada se aclimata a la penumbra y, aunque ténues, se pueden percibir las sombras y algunos vagos colores).

Nunca tarda demasiado en amanecer.

Lunita dijo...

Hay una canción para este texto. Se llama Time of your life. Se la regalo, es una de mis favoritas :)

yo, matías dijo...

me gusto mucho el blog, así que me atrevi a linkearla. no sé, pero me identifiqué con un par de angustias que sobrevuelan algunos de sus post. saludos.

Ana dijo...

Yaya: Es verdad, uno termina por habituarse a la oscuridad. Pero esa es una de las cosas a las que no quiero acostumbrarmne; por suerte, como dice, no tardo demasiado en amanecer.
Saludos!

Lunita: de quien es? ahora la busco igual
Gracias!

ud, matias: Gracias! Es un honor que me linkee.
Saludos

silvi a. dijo...

Lo único que puedo decir es que cuando algo se muere, las cosas que vuelven a empezar no lo hacen enseguida, sino que pasa un tiempo para que esto suceda. Sin embargo, como todas las cosas perfectas de la vida, ese tiempo, que suele ser de lo más doloroso, es el necesario para poder advertir lo nuevo y bueno cuando aparece.
Se entiende?
Como que la noche es demasiado larga, pero de otra manera no podríamos reconocer el sol de la mañana siguiente.
Te mando un beso enorme, Ana.

Ana dijo...

Sil: Gracias por las palabras. Es como dice la canción: "cuando la noche es más oscura, se viene el día en tu corazón"
Y es verdad, solo que la oscuridad ahoga y hay momentos en los que parece que ya nunca más vamos a ver la luz. Cuando esos momentos empiezan a gustarnos, ahí tenemos el problema.
Por suerte, yo encontré la manera de querer volver a ver el sol
Gracias por estar. Besos

Lunita dijo...

encontró la canción? es buenisima... Si la escucha le parte la cabeza...

Ana dijo...

Lunita. es de green day?
Si es esa la encontré y esta muy buena.
Gracias y besos

lale dijo...

y d o n d e e s t a b a y o q u e n o f u i c a p a z d e s u b i r e l i n t e r r u p t o r y e n c e n d e r t e e l s o l?

Ana dijo...

Tranquila lale, que a usted no la había conocido todavía.
Por eso era todo tan oscuro.

Lunita dijo...

es esa!!

magui dijo...

no puedo decir nada, acá todo tan oscuro.
"Pero hay que tener fuerzas para sostener la noche" me quedo con esa.

Ana dijo...

magui: la única manera de sostener la noche es tratar de focalizar en todo lo que tenemos al lado.
Sí, en todo eso que nos choca la punta de la nariz y nos resulta tan pero tan invisible.
Se puede, de verdad que sí.
TE QUIERO NENA, y tengo la linterna lista las 24hs del día =)