10 abril 2009

Te tomaron el tiempo

Suyay está con un ataque de mamitis impresionante.

No se separa de mí ni un segundo, pero cuando digo que no se separa es literal.

Vive a upa, o sino llora como una marrana.

Pero llora de verdad, se le caen las lágrimas, grita y la veo que la pasa mal.

Cuando está conmigo todo eso se le pasa, se calma y es feliz.

Las viejas me dicen que me tomó el tiempo, que la malcrío, que “como vas a hacer para dejarla?” y bla, bla, bla de argumentos por los cuales la culpa es mía y Suyay es una caprichosa.


Yo me siento agobiada, cansada, mi espalda no da más. Pero a la vez me siento poderosa, porque Suyay me necesita a mí, y sólo a mí.

Y creo fervientemente que en algún momento esto va a pasar, que vendrán etapas nuevas, pero que ella en algún lugar de su corazón guardará el registro de que mamá estuvo cuando ella la necesitó.


Igual reconozco que hay momentos en los que quiero desconectar un poco, pero bueno también una tiene sus puntos débiles.

9 comentarios:

Pao dijo...

Que lindo! Llegue aca por casualidad, ni se como, blogueando! Jaja Me gusto lo q escribiste! Coincido! Yo creo que todo tiene una etapa, disfrutala mucho!! besos!

Maragena dijo...

Es un tema complicado.
Como decís, por un lado no soportamos que lloren y queremos que sientan que estamos siempre ahí mientras que hacerlo agota y encima tenes que soportar los comentarios de todo el mundo.

Hacé lo que te parezca mejor, seguí tu instinto y no te vas a equivocar..y si lo hacés, es parte del crecimiento como mamá, como nos pasa a todas.
Una hace lo que puede, eso sí, con mucho amor!
Besos

tia elsa dijo...

A mi con mi hijo mayor me paso lo mismo, tuve que dejar de trabajar porque no me veia y lloraba todo el tiempo. Ahora no me pasa ni la hora, o sea todo pasa pero que lindo que te vean como la gran MAMA. Igual consulta al pediatra quizás te de alguna sugerencia para ir despegandola un poquito porque convengamos que también tenés que vivir. Besos y suerte, después conta.

Maria dijo...

ya en un tiempito mas la poro se va a descubrir su cuerpito y sus capacidades, y se va a independizar.
y ese es un momento re lindo, pero triste, muy triste, porque la vas a extrañar, a necesitar otra vez pegotona, y es lindo verlas crecer, pero la melancolia...

madre hay una sola dijo...

Vos confiá en tu instinto, a las viejas de mierda preguntales cuántas veces las vienen a visitar los hijos ahora que son grandes. Pasa, cuesta pero pasa. Fuerza!

madre hay una sola dijo...

Ah ahí te contesté el mail.

Erupipu dijo...

No les des bola todo el mundo habla, a lo sumo consulta al pediatra, el resto....mejor lo dejamos ahi con toda la buena onda eh!!!

Ana (versión mamá) dijo...

Pao: Gracias por pasar Pao. Besos

Mara: es verdad, creo que lo más duro es esa ambivalencia que sentimos. Pero bueno, ducen que va a pasar :)
Besos

Tía: Que loco eso! No hay con que darle, los peques necesitan a la mami. Sí el doc me dijo que no es tiempo de dejarla llorar, que es una etapa difícil, pero que va a pasar.
Besotes!!!!!!!!

María: YA me pasa eso que decís con el tema de la comida! Así que ya vendrá el post diciendo que la necesito a upa todo el día! Que madre loca!!!!!!!! jajaja
BESOTES!

Madre: jajajaja Que buen punto de vista! Sos grosa!
Ahora veo y te contesto, besos!

SRA Erupipu: Sí, es verdad. Pero entre que una no sabe mucho quer hacer y todos que opinan es difícil. Pero bue, igual yo hago lo que se me canta. Besotes!

Peregiles Blog dijo...

ey! tu puedes, tenerlos a upa todo el tiempo los primeros meses de vida es lo mejor que les podés dar y cuando pienses que la paciencia y la espalda no te dan más, cuando pienses que llegaste al final de tu resistencia humana ahí se bajan de tu falda y empiezan a gatear (o directamente a caminar)...se puede

fuerzas!

V.