18 agosto 2010

Procesando...

La vida ha cesado en este cuerpo. Debemos hacer un esfuerzo para separar en nuestra mente la imagen de este cuerpo y la imagen de quien ahora recordamos...
Este cuerpo no nos escucha. Este cuerpo no es quien nosotros recordamos...
Aquel que no siente la presencia de otra vida separada del cuerpo, considere que aunque la muerte haya paralizado al cuerpo, las acciones realizadas siguen actuando y su influencia no se detendrá jamás. Esta cadena de acciones desatadas en vida no puede ser detenida por la muerte. ¡Qué profunda es la meditación en torno a esta verdad, aunque no se comprenda totalmente la transformación de una acción en otra!
Y aquel que siente la presencia de otra vida separada, considere igualmente que la muerte sólo ha paralizado al cuerpo; que la mente una vez más se ha liberado triunfalmente y se abre paso hacia la Luz...
Sea cual fuere nuestro parecer, no lloremos los cuerpos. Meditemos más bien en la raíz de nuestras creencias y una suave y silenciosa alegría llegará hasta nosotros...

¡Paz en el corazón, luz en el entendimiento!*

 
Así te despedimos. Te recordaremos siempre, te extrañamos con el corazón.
Chau abuelito. Descansá, te lo mereces.

 
*Ceremenia de muerte. Silo.

8 comentarios:

sritam dijo...

Abrazos, Ana.

Memé dijo...

Abrazo grande.

Luisina dijo...

beso Ana

La Vidu dijo...

a veces ayudan bastante las creencias que hablan de las energías. Todos somos energía, y cuando el cuerpo se va, queda ese poder inexplicable que trae la presencia de vuelta al sentir.

en este año de pérdidas, está bueno sentir que no se fueron del todo.

abrazo a la familia. los quiero.

capriyunliuz dijo...

bueno me parece correcto... pero no es crencia es una realidad... la muerte no es mas que una aventura que muchos ya conocen pero que no pueden volver a contarnos sobre ella... por eso nuestro miedo.. pero no debemos de sentir miedo si no emocion no debemos entristecernos mas que por que no podremos comunicarnos por un tiempo... pues debemos celebrar por la liberacion de esa alma... que hacia ya mucho anciaba viajar a otro mundo donde no existen tantas injusticias como en este... un mundo lleno de posibilidades que muy pocos ganan su entrada... y si aquel que se ha marchado nosotros sabemos que merece un lugar alli mayor debe ser nuestra alegria ;)

tia elsa dijo...

Hermosas despedida! Sin duda sus acciones ya se ven reflejadas en su decendencia. Besos y lo siento mucho. Besos tía Elsa.

Ana dijo...

Gracias a todas!

Vidu: Claramente el cuerpo que se va no es a quien nosotros recordamos. Nuestro ser querido se va, transmuta a otro estado, se va a otro lugar para estar mejor y sin nungana duda nos sigue acompañando.

Capri: Totalmente!

Kari dijo...

Que reconfortante verlo asi, Ana. Hermosa forma de despedir a un ser querido. Gracias por compartirlo.