10 julio 2006

Objetivos

Hoy tuve reunión de objetivos.
Ellos nos dijeron lo que espera de cada uno de nosotros.
Nosotros tratamos de planificar como lograrlo, algunos creemos menos que otros poder hacerlo.
Me cambiaron de grupo. La chica que estaba en ese grupo antes que yo ya no está, los demás son todos chicos.
Mientras todos hablaban de planes, proyecciones para el segundo semestre, metas y logros; yo solo pensaba en mis otros objetivos.
Esos que dejo cada día para ir a cumplir esos objetivos de los que hablaban.
Esos objetivos que tengo en casa, esos que cuido y mimo. Esos que me importan más alcanzar realmente; esos por los que vale la pena pelear y dar todo.
Esos objetivos de vida y no de marketing.
Y mientras ya todos iban saliendo de la reunión debatiendo sobre los puntos positivos y negativos del asunto, yo me fui feliz pensando en “mis objetivos”.

12 comentarios:

YAYA dijo...

Es muy absurdo como en nuestros laburos o estudios nos quieren llevar de los pelos hacia objetivos que nos son del todo ajenos y cómo alguna vez se suele caer en la creencia de que esos objetivos (empresariales o universitarios) nos competen.

El Dandy dijo...

Umm, su actitud no fue muy "proactiva".

Ana dijo...

Yaya: no hay nada peor que creerse como propias, metas y premios que siempre son para beneficio de otros.
Lo malo es que eso es más común de lo que creemos.

Dandy: Ud sí que se puso la camiseta!!!! jajaja
Veo que aprende rápido, eso también lo sacó del viejo?
Dejeme soñar un poco que, por ahora, los pensamientos no me los controlan.

Lale dijo...

a quien se le ocurren esas reuniones planificadoras? a algún comunicador, tal vez???

magui dijo...

me hciste pensar (seee...cuak!)en lo milico del término "objetivo"? alcanzar, darle a un, etc.
daj! sabemos que el márketing es la guerra por otros medios, no? . Vos sabés de eso de los telemárketers y sus "posiciones" . Que la "política" de la empresa es "agresiva", que los mercados se "conquistan" y nosotos somos "blancos", y de pronto todo me da asco, y quiero poesía.

(nah no me hagas caso tengo sueño, me pongo seria, lloro, snif")

Ana dijo...

Lale, noooo a los comunicadores noooo. Hay todo un dpto de marketing que se dedica a estos importantísimos asuntos, puaj!

Magui, eso es en el fondo lo peor de todo este asunto; y creo que es por eso mismo que tenemos la obligación de no creernos parte de una lucha que no es nuestra. Un poco en ese intento estaba yo, y por eso me concentré en mis verdaderos objetivos.
Dulces sueños, y llorá todo lo que quieras. beso

silvi a. dijo...

Es mas linda la vida con objetivos propios, por los que vale la pena jugarse todo.

Manquius dijo...

Ese spíritu guerrero que a veces buscan formar en nosotros, si bien no esel que realmente deseamos tener, nos da la fuerza necesaria para afrontar aquellas cosas para las que no nos creímos capaces. Y no hablo solo de trabajo, si bien no sé lo ocurrido, leí sobre una enfermedad que debieron llevar adelante, y es ese mismo espíritu de lucha el que mantiene a la familia unida y al fin de cuentas nos mantiene vivos ante la adversidad.
Es cierto, nuestros objetivos son otros, aunque a mi me ayuda pensar que los objetivos que me plantean en la oficina no son más que medios para alcanzar lo que realmente deseo, medios secundarios, medios que pueden ayudarme a crecer en algún sentido y hacerme, a veces, más fuerte.
Eso si, jamás olvides que son secundarios, simples metas para encontrar la fuerza necesaria para llegar a todo lo que nuestro corazon nos dicta.
Yo que conozco a la guerrera detrás de los ojos de niña, sé que no hay obtáculo que no puedas cruzar,ni en tu trabajo ni en tu vida. Pero cuando necesites un hombro en el cual descansar, cuando el sudor te cubra los ojos y no sepas hacia donde dirigirte, tus amigos, que son muchos y muy bien ganados, estaremos siempre listos a acompañarte con nuestras limitadas fuerzas, por el simple placer de verte feliz.

PD: Gudito viene en 2 semanas...

Nala dijo...

Yo de esas reuniones salgo TRISTE. Justamente, porque pienso en lo estúpidos que me resultan esos objetivos de los que me hablan y cómo la basura empresarial me asquea cada vez más...

Como dijo magui, asco me da todo eso. Y quiero huir cuanto antes.

Besote!

Ana dijo...

Silvi: 100% de acuerdo, por esos sí que vale la pena TODO.

Manquius: Bienvenido!! Al fin se animó a escribir.
Es un buen punto el que planteas, es bueno saber que uno hace ciertas cosas con el claro objetivo de lograr otras. El trabajar en lugares con los que generalmente no estamos de acuerdo, no dejan de ser un medio para obtener esa vida plena, que es nuestro verdadero fin.
Creo que sólo pensando así es como podemos seguir luchando.
Gracias! como siempre por estar. Y ahora más que nunca a luchar por ese objetivo principal que es Guido. beso

Nala: esas reuniones te plantean el interrogante de si alguien cree lo que dice; o todos te estan haciendo una gran broma sobre como a vos deberia importarte aquello que menos registras.
Beso

Daniel dijo...

Doña Ana:

1) Debe estar contenta de esas reuniones, ya que por lo menos le dicen que esperan de uno y si está haciendo las cosas bien o va pronta al matadero. Aquí en mi cubículo, no recibo feedback de mi labor y temo que algún día se aparezca el capocorchito (porque capomáster o don bigote no se dignarían a visitarme -díficilmente sepan que existo-) y me diga: ¡Gracias, vuelva pronto!

2)¿Uno de sus objetivos personales es conquistar uno de los chicos del grupo de objetivos? (valga la redundancia)

3)Linda la actitud de "me importa un catzo lo que estén diciendo en la reunión", en la cual mientras uno observa la boca de su jefe moviéndose, escucha "bla, bla, bla..." y piensa en como anda en la vida, las cosas que tiene que comprar, lo lindo del decorado de la sala de reuniones y cosas tan productivas.

Anónimo dijo...

Best regards from NY! video editing schools