08 octubre 2007

Instantáneas porteñas

Sábado 16 hs aprox.

Escena 1.
Caminando por Av. Rivadavia, veo un niño con 2 bolsas que aparentan ser pesadas para él (le cuesta levantarlas). El niño capta mi atención, cuando grita desesperadamente “Mami!”
Miro, busco, no entiendo.
“Mami” esta en la vereda de enfrente, corriendo detrás de un señor, que parece estar ofendido con mami.
Mami se fue tras el señor, dejando a su niño con las bolsas.
El pobre niño, corre detrás de mami luego que un señor evita que salga corriendo entre los coches que pasan sin cesar, y lo cruza hasta la vereda de enfrente.
Mami ignora todo esto, porque nunca se volvió a mirar atrás.


Escena 2.
Llego al súper. Estoy con mi madre. Ponemos en un solo chango la compra de las dos.
Mi madre se va a la caja (es una de las de 15 unidades)
Viejo detrás mío protesta porque él tiene un solo producto.
Le digo “quiere pasar señor”. Me dice “no, no” (cara de ogro)
Mi madre tiene exactamente 15 productos, yo tengo 18.
Viejo sigue protestando por la cantidad de cosas que tenemos en el chango.
Reitero la oferta “quiere pasar”; reitera la cara de culo.
Protestas y más protestas mientras pasamos las cosas.
“Señorita cajera, si venimos 5 personas y todos metemos en un mismo chango las cosas podemos pasar con 70 cosas por esta caja”
La cajera le contesta: “Usted puede poner las cosas en el chango como quiera señor” (punto para la cajera!)
Vuelvo a mirar al viejo de mierda, con cara de “sos un viejo de mierda”
Me mira y me dice “es para saber nomás”
Le digo “sí claro, no vaya a ser cosa que la próxima vez que venga a comprar se prive de romperle las pelotas al que tenga delante suyo”


Escena 3.
Llego a casa, preparo unos mates y me alegro tanto, pero tanto, de no ser una persona normal.

9 comentarios:

Kolo dijo...

que bueno lo que le dijiste al viejo ese...yo no me animar�a...ojal� pudiera

Ana dijo...

Kolo: es cuestión de práctica nomás. Y la verdad es como sacarse un peso de encima, haga el intento y después me cuenta.
Besos

*cyn* dijo...

ana como me pone de la nuca cuando las madres hacen esas cosas con los hijos! me angustia te juro.

a mi el tema super por momentos me da ganas de poner bomba y que vuelen todos en pedacitos, te juro

magui dijo...

1- Estoy tentada de decir "legalicen el aborto" pero no lo voy a decir porque es escandaloso.

2- Jaajajajaajajajajajaj ana 100%. Viejo buchónnnnnnn! (Pero tenías 18, tramposa!) jajajajajjajaaj

3- Anormalita de mi corazón!!!! Tullidita mía!!!!! por eso te quiero tanto tanto!!!!

Ana dijo...

Cyn: te juro que fue una escena escalofriante. La desesperación del nene y la total ausencia de respuesta de su madre me dejaron tan angustiada como indignada.
Sí, los súper enferman. Lo que más bronca me da son estas reiteradas violencias innecesarias.
Besotes!

Magui:
1. pero sí que lo legalicen, pero a este habría que meterla en cana por forra.
2. No me di cuenta que tenía 18, ni que la caja era de 15, hasta que el viejo de mierda empezó a protestar.
3. salí de aca salamera! yo tb

juanita's dijo...

En la primera es indignante por la acción de la madre, estúpida de mierda, me enfermo.

La segunda yo soy de las que contestan así y a veces paso por loca chiflada, pero en serio, por eso no me enojo con doña Marta, una Vieja ricachona que vive sola y se enoja cuando te paras a hablar en su vereda porque los perros de ella ladran y le molesta o porque las chicas de enfrente llegan a las 5 de la mañana y hacen ruido con el auto o el taxi, "No se dan cuenta la hora que es"? y les habla por teléfono a los padres para decirle que las chicas están haciendo ruido.
Yo no lo hago pero lo pense muuuuchas vecesssssss, estoy locaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!

Ana dijo...

Juanita: que bueno tenerlos por aca (a ud y la pancita digo)
Si, lo de la "madre" sin palabras.

Lo de Doña Marta me mata! jajajaja
Digamos que la intolerancia se va desarrolando con los años.
Esta bien hacerse respetar y contestar cuando nos rompen las pelotas; ahora que no te deje pisar su vereda es un poquito paranoico diigamos.
Esperemos no llegar a ese extremo, al menos no tan jóvenes, jajajaj
Besos

Andres Delmastro dijo...

...hay muchos, que apenas pueden, exigen su capuccino como si fuera un derecho divino.

(tampoco soy normal)

Adios Ayer, Después de 32 Años...

Ana dijo...

Andres: Bienvenido!
Los no normales sabemos que a los buenos capuchinos hay que ganarselos, no?