30 abril 2010

Reloj no marques las horas

19 meses y 3 días tenés y yo sufro como si tuvieras 2 horas de vida.
Me duele la panza porque veo que las horas pasan y hoy es el día.
Sé que va a estar todo bien, pero como cuesta carajo!
En un ratito yo voy a trabajar y vos al jardín.
Te va buscar la abuela y al ratito llega papá. Mamá llega más tarde para comer con vos.
No me extrañes mucho mi cielo.
Yo no puedo prometer ni siquiera que lo voy a intentar.

6 comentarios:

Sil dijo...

Las leonas no sólo cuidan a los cachorros y los lavan y duermen la siesta con ellos. Las leonas también salen a cazar. Y los cachorritos aprenden de su fuerza y de su empuje. Vamos, no me afloje ahora que usted tiene un ejemplo que dar y la cachorrita queda en buenas manos.

tia elsa dijo...

Cuesta pucha si cuesta, pero como dice mi sabia sobrina los cachorros aprenden y también se acostumbran. Me alegro de tu trabajo. Besos tía Elsa.

Lale dijo...

oleeeee!!! ;)

confiá. Ella sabe.

te quiero

Silvana dijo...

Felicitaciones por el laburo!
Tranquila, tu hija estará con gente que la quiere y el tiempo que pases con ella lo vas a disfrutar más, porque tendrás una preocupación menos (la laboral).
Feliz día del trabajador y mucha suerte.

Sergio dijo...

Coincido con los anteriores comentarios, Tú puedes y no vas a llorar, alégrate de que puedes luchar para ella, ella lo comprenderá y quizá llore un poco le sirve también.

Un abrazo con amor

Turca dijo...

El más dulce de los dulces, el comentario de Sil... qué genia!
A qué moqueaste cuando lo leíste?? (Porque yo sí.. ejem....)