13 mayo 2010

a las patadas

Así aprendo las cosas.
Mi manía hiper, archi, super arraiga de querer controlar, planificar y programar TODO (sí todo) con anticipación, está siendo literalmente cagada a palos por el devenir diario.
La vida te lleva por donde quiere y está bien.
Las cosas surgen y se reacomodan más allá de mis intenciones y preferencias.
Es la vida y con todos sus sobresaltos está buena.
Todo está por pasar o tal vez nada.
Por lo pronto hago como que me preparo y me dejo llevar.
Linda sensación, cuesta acostumbrarse pero no deja de estar buena.

5 comentarios:

Karina dijo...

No sabés lo bien que te entiendo! Me pasa lo mismo, sólo que yo de "planificadora" nada más que la intención...
Admiro a los organizados, pero yo ya acepté que soy caótica.

tia elsa dijo...

Es asi, por más esfuerzos que uno haga a veces las cosas se dan de otro modo, a veces siento que ya está que como quiero no va! entoncés me entrego y dejo que me sorprenda, me quito un peso de encima. Besos y que te lleva a lo mejor, tía Elsa.

Silvana dijo...

Soy muy como tu mamá, y así me va...

Turca dijo...

=)))
Je, je, je! Mencantó!


(Lo de que llevaste a la gurisa a la marcha me lo vas a explicar personalmente!) :P

Morkelik dijo...

aaaayyyy dejarse llevar.... que difici, pero que necesario!